Página Inicial

Actividades preescolar
Actividades bebes 8 a 18 meses
Actividades Bebes de 0 a 8 meses
Actividades con niños de 18 a 36 meses
Actividades niños preescolar
Cuentos populares
Cuentos por autores: Ines Cuevas
¿Que son las Adivinanzas?
Adivinanzas sobre alimentos
Adivinanzas sobre animales

Desarrollo Físico
Actividad en niños de preescolar
Comparar a tu mi hijo con los demás
Desarrollo psicomotor
Importancia del movimiento en el preescolar
Mi hijo se desarrolla más lentamente
Niño con necesidad especiales

Educación
Como aprenden los niños de preescolar
Desarrolar el lenguaje
Importancia de la Educación Preescolar
Juego en la Educacion Preescolar
Preescolar en la Ley de Educacion
Seguridad para niños

Salud
Alergia a alimentos
Alergia en preescolar
Alimentacion en preescolar
Alimentos prebioticos
Asma : Cuando ir a urgencias
Necesidades nutricionales
Reflujo
Secciones
Buscador interno
Contacto
Politica Privacidad

Educación » Como aprenden los niños de preescolar

Cómo aprenden los bebés y los niños pequeños

A medida que va preparando a su niño o niña para la escuela o la vida, es muy importante ayudar a desarrollar su mente promoviendo el pensamiento independiente y la capacidad para la resolución de problemas. Desarrollo cognitivo es el término empleado por los expertos para describir el aprendizaje y la ampliación del pensamiento y la capacidad de resolución de problemas. Pero, como padres ( y/o madres), no es necesario dar una enseñanza formal a su hijo en edades muy tempranas; más bien, puede realizar actividades educativas con él que le enseñe de forma natural mientras los dos comparten experiencias y le explica las cosas interesantes que se encuentran a su alrededor y le ayuden a entender su entorno más cercano.

Sorprendentemente, los bebés y los niños pequeños parecen haber sido programados para aprender de su entorno, y gran parte de lo que nosotros los adultos consideramos como un juego en realidad sirve estimular al aprendizaje de los niños y niñas. Sin embargo, hay muchas medidas sencillas que debe tener en cuenta que hacen estas experiencias aun más eficaces para promover el desarrollo cognitivo de su niño o niña.


¿Qué puedo hacer para crear buenas condiciones de aprendizaje para mi niño pequeño?

  1. Hable con su niño. Es insustituible el tiempo dedicado a hablar con su niño sobre experiencias e ideas de interés. Recuerde que no es lo mismo hablar con su niño que hablar a su niño. Hasta los bebés recién nacidos que todavía no pueden producir palabras se benefician de los adultos que hablan con ellos. También es importante dar un lenguaje y uso apropiados. Aunque imitar a un niño que intenta hablar puede ser útil en ciertos casos, es importante demostrar a un niño el uso apropiado del lenguaje así como apoyar su desarrollo en el uso del lenguaje.

  2. Escuche atentamente a su niño. Tenga paciencia. Permítale suficiente tiempo para que complete sus pensamientos. Lo que los niños quieren decir es importante para ellos, y aprenderá de lo que tienen que decir. Esto tiene particular importancia con los niños más pequeños que cuentan con una limitada cantidad de palabras para expresar pensamientos complejos. Por ejemplo, poco tiempo después de que los niños comienzan a usar sus primeras palabras, ocurre un período en el que usan grupos de dos palabras para expresar el significado que los adultos expresan con oraciones completas. Permitiendo con paciencia que su niño termine de "sacar todas las palabras", puede interpretar lo que el niño está tratando de decir.

  3. Cante y recite rimas infantiles y canciones que recuerde de su propia niñez. Sirven muy bien todavía Tortillitas y Arroz con leche u otras rimas tradicionales de su país o su familia. Evidentemente, las rimas que recuerda de su niñez son importantes para y, por eso, hay que pasar ese grato recuerdo a su bebé. Eso no sólo sirve para formar una historia compartida, sino que también el patrón inherente a la mayoría de las rimas infantiles sirve para promover el desarrollo de la capacidad lingüística.

  4. Convierta los paseos comunes y cotidianos en excursiones interesantes. Un paseo al parque de juegos mecánicos puede ser un momento oportuno para notar las diferencias entre la gran cantidad de casas que se ven por el camino. ¿Cuáles son altas y cuáles son bajas? Fíjense en los nuevos brotes en los árboles o cómo las hojas están comenzando a cambiar de color o caerse al suelo. En el mercado, muestre a su niño las diferentes comidas, formas, texturas y olores. Este tipo de observación estimula las preguntas y conversaciones en las que intervienen el lenguaje y los conceptos interesantes.
  5. Haga juegos de lenguaje con su niño. Invente rimas y cantos graciosos. Este juego ayuda a sensibilizar a su niño a los sonidos del idioma, lo cual es una clave para la eficacia en la lectura.



  6. Amplíe el lenguaje de su niño. Use palabras descriptivas siempre que sea posible. El perro enorme. El patito asustado. El hombre viejo agotado. Esto ayudará a su niño a desarrollar un vocabulario amplio y rico, lo cual es importante para la expresión y para todo el aprendizaje en el futuro. Cuando un niño comienza a hablar con frases de dos palabras, es común que use la combinación de un sustantivo y un calificativo descriptivo tal como "carro amarillo".

  7. Ayude a su niño a resolver problemas. Cuando algo no funciona bien, muestre a su niño cómo se arregla. Por ejemplo, si se desprende la rueda del triciclo de su niño, deje que él ayude a arreglarla, y explique lo que se está haciendo. Sea sensible a lo que sabe hacer su niño, y a lo que necesita hacer para ayudarlo. Los padres ( y/o madres) que logran seguir estas prácticas ayudan a apoyar el desarrollo de nuevas capacidades así como conceptos sobre cómo funcionan las cosas y cómo resolver los problemas.

  8. Responda a las preguntas de su niño. Los niños pequeños hacen preguntas. Dé respuestas cortas y sencillas siempre que sea posible. Recuerde que los niños pequeños piensan en función de información concreta, por lo que es necesario dar respuestas que cuadren bien con el modo de pensar de los niños. Esto también le puede dar la oportunidad de demostrar cómo funcionan las cosas y aumentar la cantidad de ideas y palabras que su niño aprende cada día. Una vez que cumpla los cuatro o cinco años, estará aprendiendo a un paso sorprendente.

  9. Hágale preguntas a su niño. Al darle la oportunidad de responder a preguntas, le permite demostrar lo que sabe, lo cual lo deja sintiéndose bien consigo mismo. Trate de hacer preguntas que considere que su niño podrá contestar, porque a nadie le gusta fracasar; pero, también, puede usar tales ocasiones como oportunidad de enseñar a su niño que no tiene nada de malo pedir ayuda para buscar las respuestas o para entender cómo funcionan las cosas. No olvide tampoco que los niños pueden sorprender con respuestas inesperadas.

  10. Promueva los juegos de imaginación. Juegue o represente papeles con su niño, por ejemplo, tener una fiesta con muñecas o animales de peluche, y hable de los papeles que juega cada uno. El juego imaginario con animales de granja, carritos, y otros juguetes pueden ayudar a su niño a comprender los conceptos de la interacción, cómo compartir y el juego cooperativo. También, esto puede ayudar a ampliar el vocabulario de su niño. Además, anime a su niño a usar objetos de manera imaginativa (por ejemplo, un platito puede usarse como el volante para conducir un carro).

  11. Comparta libros en forma regular. Al compartir libros:
    • Déle oportunidades a su niño de elegir el libro que se va a leer.
    • Encuentre un lugar cómodo y bien iluminado para leer.
    • Acurrúquense o siéntense muy juntos. Debe ser divertido e íntimo compartir los libros.
    • Asegúrese de que los dos vean bien el libro.
    • Lea de manera expresiva.
    • Pídale a su niño que pase las páginas.
    • De vez en cuando, señale las palabras con el dedo mientras va leyendo.
    • Hablen de lo que se está leyendo. Puede ser necesario dar una explicación sobre algo nuevo para su niño relacionándolo con otra cosa que ya conoce.
    • Anime a su niño a hacer preguntas y comentarios sobre lo que se lee. Es importante para su niño entender las palabras (vocabulario) y las ideas o los conceptos que se presentan en las cuentos.
    • Haga de la lectura un rato agradable -un rato en que los dos puedan disfrutar de estar juntos. Elija un lugar callado y tranquilo sin distracciones tales como la televisión o la radio. No obligue a su niño a dejar otra actividad divertida para él, si se opone.
    • Ajuste la cantidad de tiempo que se dedique a leer al niño de acuerdo con la capacidad de atención del niño. Tenga en cuenta que esta capacidad puede variar de un día a otro.
    • Los niños pequeños son adaptables y aprenden el lenguaje rápido. Si habla una determinada lengua en su casa, está bien leer a su niño en esa lengua. En muchos hogares, se lee a los niños en más de una lengua. Los niños que llegan a la escuela habiendo tenido experiencias con lenguas, libros de cuentos, y materiales impresos en su casa serán mejores alumnos sin importar la lengua que se hable. Actualmente, las bibliotecas y las librerías disponen de una diversidad de libros infantiles en varios idiomas.
    • Los niños pequeños tendrán la tendencia a encariñarse con libros favoritos que quieren leer con frecuencia. Tenga paciencia con su niño y continúe leyendo los libros que quiere el niño, pero también introduzca otros libros.

  12. Dé un buen ejemplo como lector. Es importante para su niño verlo a leyendo libros, revistas, periódicos e incluso el correo. Demuéstrele que la lectura es importante para .

  13. Deje que su niño observe todas la formas en que usa la lectura y la escritura: escribiendo la lista para el mercado, recortando cupones de un volante del supermercado, consultando el número de teléfono de una persona, leyendo el menú en un restaurante. Si usa un calendario para planear las actividades de la familia, deje que su niño lo vea hacer las anotaciones. Cuando un niño pregunta por las actividades, llévelo al calendario y muéstrele cuándo ocurrirá la actividad.

  14. Dé libros como regalos. Trate de encontrar libros accesibles de modo que su niño pueda leer por su cuenta otros libros que no sean los que compartieron. A los niños pequeños les gusta imitar a los adultos que les leen, leyendo aparte a su osito o solos. puede comprar estos libros o encontrar una biblioteca cercana con una buena colección de libros infantiles.

  15. La mayoría de los niños de cuatro años pueden aprender a leer su nombre con facilidad. Exhiba el nombre de su niño en un lugar prominente, como el refrigerador o arriba de su toalla en el baño. Esto también ayuda a promover el amor propio así como muchos otros conceptos importantes relativos a las letras de imprenta.

  16. Ponga límites a la televisión. Inculque el hábito de ver programas selectos desde edad temprana. Vea la televisión junto con su niño y hable con él sobre los programas. Esta es otra oportunidad de encargarse de que su niño esté aprendiendo palabras e ideas. Recuerde que el tiempo dedicado a la televisión es tiempo que podía haberse dedicado a otras actividades más valiosas.

  17. Atienda sin demora cualquier inquietud que tenga por el oído, la vista o el habla de su niño. Un niño que parezca no hacerle caso cuando le habla o no prestarle atención, puede estar padeciendo de un problema médico grave y la mayoría de tales problemas pueden tratarse fácilmente.

  18. Busque y aproveche los servicios de la escuela y la comunidad que atienden a los niños con necesidades especiales.

  19. Tenga cuidado al seleccionar una guardería infantil o una persona para cuidar a su niño. Como padre responsable, le corresponde preguntar por aspectos que pueden ser motivo de preocupación. Tenga presente que el respeto y el apoyo mutuos ayudan a garantizar una relación de alta calidad entre su hogar y el proveedor de cuidado infantil.

    • Consulte con las agencias locales para obtener un listado de proveedores de cuidado infantil autorizados. Muchas comunidades cuentan con agencias de recursos y de referencia que pueden ayudarlo a identificar los programas de cuidado infantil que mejor responden a sus necesidades. También, pídale al bibliotecario local ayuda para localizar las direcciones y los números de teléfono de estas agencias. Comience a buscar cuidado infantil con anticipación, sobre todo si piensa inscribir a su niño en un programa especial. Las listas de espera de algunos programas se llenan muy pronto.

    • Reúna información. Tanto si busca un proveedor de cuidado infantil (una guardería) como si busca un cuidador individual que venga a su casa, entreviste a la persona a fondo y verifique sus referencias con cuidado. Antes de reunirse con la persona, prepare una lista de preguntas. Si piensa optar por una guardería infantil, visite cada una de las opciones más de una vez. No dependa de las buenas recomendaciones que le den otras personas. Sólo porque una guardería es conveniente para unos padres ( y/o madres), no significa necesariamente que lo sea para . Tal como se debe hacer con toda clase de cuidado infantil, verifique con cuidado las referencias de la guardería.

    No importa el tipo de cuidado infantil que esté considerando, siempre hay que buscar proveedores que:

    • Sean amables y sensibles. A los buenos proveedores les gusta estar con los niños; tienen mucha energía, paciencia y suficiente madurez para manejar las crisis y los conflictos que puedan presentarse.

    • Tengan experiencia trabajando con los niños pequeños y los quieren. Averigüe desde hace cuánto tiempo trabajan los proveedores con los niños en edad preescolar, por qué se dedican al cuidado infantil y si ofrecen actividades apropiadas para la edad de su niño. Observe a los proveedores con otros niños. ¿Parecen contentos los niños? ¿Cómo les responden los proveedores?

    • Reconozcan las necesidades particulares de los niños. Busque proveedores que sean considerados respecto a los intereses y las necesidades de diferentes niños y que puedan prestar suficiente atención a su niño.

    • Cuenten con una filosofía de educación infantil similar a la suya. Averigüe qué tipo de disciplina usan los proveedores y cómo manejan los problemas.